domingo, 19 de abril de 2015

Enebro de Cañada de la Cruz

Muy cerca del "Fresno del Rincón del Obispo" (Fraxinus angustifolia), que visitamos en la entrada del blog de la pasada semana nos encontramos, en esta ocasión en la Región de Murcia, el "Enebro de Cañada de la Cruz" (Juniperus oxycedrus subs. badia); de hecho, vemos la sierra de La Sagra al fondo dominando todavía el paisaje.

Foto 1. Enebro de Cañá la Cruz, al fondo La Sagra nevada.
El enebro, como ya vimos en la entrada general de esta especie  es tradicionalmente arbustivo, aunque en el caso de la subespecie badia puede llegar a medir hasta 15 m. Este taxón se extiende bastante por los páramos de las provincias limítrofes de Granada y Albacete. 

Foto 2. Evaluando el estado del enebro en 1999.
En concreto el que nos ocupa hoy es el de mayor porte que conozcamos en la Región de Murcia, con 5,00 m de altura y un perímetro de tronco medido justo antes de ramificarse de 2,72 m. Posiblemente, el número de individuos de esta subespecie debió ser mucho mayor en toda esta zona antes de que el hombre actuase deforestando, para obtener pastos y tierras de cultivo.

Como podemos apreciar en la fotografía 3, se ubica en mitad de un cultivo cerealista, y probablemente esta es la razón por la que ha sido respetado y ha alcanzado el porte monumental que hoy vemos, ya que ha servido de sombra a segadores y a ganado.

Foto 3. Enebro y su entorno, la fondo Sierra Seca (Revolcadores).

Es un pie hembra que suele producir abundantes gálbulos ("frutos") de gran tamaño y se encuentra en un estado de conservación regular, pues como observamos en la Foto 4 ha sufrido lesiones por abrasión de sus raíces principales, debido al tránsito de algún tipo de vehículo bajo su copa: tractor, todoterreno o similar. Dicha lesión parece haber sido "amortiguada" ya que no  hay síntomas de decaimiento en la parte de la copa que se ubica sobre la zona radicular lesionada, aunque la misma está ligeramente menos desarrollada. 

Foto 4. Lesión en raíz  de primer orden por abrasión mecánica con vehículo.

Por otro lado, el hecho de labrar bajo la copa, en una zona que no había sido labrada  antes (Foto 5), genera la rotura de las raíces superficiales, que son muy importantes en el intercambio de nutrientes y captación de oxígeno. Por supuesto, si un árbol de un entorno agrícola es labrado del modo en que se hace siempre, sobre la misma superficie no tiene por qué haber ningún problema, ya que éste tendrá sus raíces por debajo de la  zona que es labrada, a un poco más de profundidad.

Foto 5. Laboreo bajo la proyección de copa del enebro, en una zona donde no se había hecho antes.
Como resultado de la labor agrícola bajo la copa que hemos descrito se ha producido una merma en la captación de nutrientes por parte del enebro que ha afectado a las partes apicales de ésta (Foto 6), que no lo estaban anteriormente (Foto 2).

Foto 6. Detalle de ramas apicales secas, como consecuencia del labrado atípico bajo copa.


Por otro lado, el enebro también sufrió golpes de hacha (Foto 7) en el pasado sobre una de sus ramas principales que toma dirección noroeste, habiéndose provocado la apertura de una herida que no ha podido ser cerrada por el árbol, aunque ya apenas emite resina (respuesta natural a las heridas). 
Foto 7. Herida provocada por cortes de hacha sobre el árbol que no ha podido ser cerrada.

Por último,  comentar, que tal como se aprecia en la Foto 8, el acopio de piedras u otros elementos pesados bajo el árbol no suele ser un problema siempre que que no se depositen en grandes cantidades. En cualquier caso, si un árbol de un entorno agrícola como éste ha crecido desde pequeño con acopio de materiales bajo su copa, ésto no constituirá problema alguno pero, si por contra, el árbol creció sin que hubiese elementos pesados en sus inmediaciones (maquinaria, almacenado de piedras, etc.), si podrían existir problemas de compactado del suelo y, por tanto, falta de oxigeno en las raíces, lo que devengaría en un empeoramiento del estado de salud del árbol.

Foto 8. Vista general desde el lado oeste del enebro.

 FICHA BÁSICA

Especie
Juniperus oxycedrus subs. badia
Nombre común
Enebro
Nombre propio
Enebro de Cañada de la Cruz
Perímetro
2,72 m
Altura
5  m
Área de Copa
75  m2
Estado de conservación
Regular
Altitud
1.229 m
Edad aproximada
150 años
Término municipal
Moratalla
Provincia
Murcia
Estatus legal
Especie "En Peligro de Extinción", Decreto 50/2003, de protección de flora silvestre de la Región de Murcia
Plan de actuación definido
No



No hay comentarios:

Publicar un comentario